20 personas que perdieron la dignidad con una estatua. No volvieron a ser las mismas




Una estatua es, en teoría, una obra que simboliza “algo” o a “alguien”. No son sólo adornos para la famosa “foto del recuerdo” cada vez que visitas una ciudad, un museo, o hasta cuando paseas por el malecón. De las personas que verás a continuación, unas fueron muy creativas y otras bastante extrañas, pero de que te van a sacar una carcajada, ¡te la van a sacar!

Estas son 20 “fotos del recuerdo” que, definitivamente, a nadie se le van a olvidar.

1. Un ejemplo a seguir: El fraile sigue el camino hacia “la gloria”

2. Así se liga hoy en día.

3. ¿Sabías que el pene de los caballos mide entre 90 y 95 centímetros?

4. ¡Aguas, güey!

5. Cuando sacaste de quicio a Cupido.

6. “El que se fue a la villa, perdió… ¡su maleta!”

7. ¡Jackie Chan!, ¿eres tú?

8. Cuando ni “Tinder” te funciona.

9. “Yo tengo el poder…”

10. “Salud, hermano”

11. Ni “Tinder” ni “Badoo” ni nada.

12. “¿Son de verdad? ¡A ver…!”

13. Creo que alguien necesita novia urgente.

14. Este niño sabe cómo divertirse.

15. Merece un 10

16. Cuando tu papá se divierte más que tú.

17. ¿A poco no?

18. Aferrándose a la niña, sin importar que sea una simple estatua y que muy probablemente la caída resulte dolorosa….

19. La corrupción está en todas partes.

20. ¡Ora!… Para eso son, pero se piden…

Ahora ya sabes qué hacer cuando encuentres una estatua. La vida se trata de divertirnos, ¿qué, no?




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *