Diferencias entre hacer el am0r en las películas y en la vida real




¿Es lo mismo? No, por supuesto que no, aunque quién no ha soñado alguna vez con vivir toda una película romántica. Para que vuelvas a la realidad, Te abrimos los ojos con este “Amor de las película VS. amor real”.

La realidad sobre el amor de las películas

El amor en las películas parece trascender el tiempo, el espacio y hasta la realidad. Es apasionadamente perfecto, emocionante y no deja detalles librados al azar.

La verdad de tanta perfección es simplemente un guión, que reúne todo lo que tiene que tener para que al verlo te derrita de amor y quieras algo así para tu vida, algo que no va a suceder porque tú eres real. Los guionistas y directores se pasan horas y horas buscando que hasta el más mínimo detalle sea perfecto, romántico y salvaje, programando no solo las palabras justas, sino también el maquillaje, la iluminación, el vestuario y el entorno de ese momento mágico.

Esperar que algo así te suceda tiene más que ver con la fantasía que con el romance. Y es así como terminas decepcionada porque en el día de San Valentín recibes una caja de bombones y una cena, y ni noticias de un anillo de compromiso.

amor peliculas vs amor real 2

Diferencias entre el amor de película y el real

– En las películas el tiempo se mueve más rápido, los personajes se enamoran perdidamente con sólo una mirada, mientras que en la vida real, las probabilidades de que eso suceda no son tan veraces. Conocer a una persona lleva tiempo, y enamorarse también.

-En las películas, hay un momento crucial en que el protagonista hace un gran acto de amor, un evento que los marcará para siempre. En cambio, en la vida real, puede que hayan muchos pequeños momentos en los cuales él te demuestra su amor.

-Hay películas en las que el protagonista es demasiado romántico, algo que sabes que no sucede en la realidad. Ponte contenta si a tu pareja le gustan las veladas románticas de vez en cuando. Habrán algunos días más románticos que otros, pero no esperes vivir una vida de película.

-Los protagonistas de los amores de película son hermosos desde que se levantan hasta que se acuestan. ¡E incluso durmiendo! Algo que no es para nada real. En la vida cotidiana aprendes a amar a tu pareja hasta en sus peores momentos.

-En las películas el dinero no es problema. Salvo en contadas excepciones, siempre se pueden dar el lujo de cenas en restaurantes, viajes por el mundo, ramos de rosas y obsequios costosos, cuando en la vida real no suele suceder.

-Los finales felices son otra diferencia entre el amor de película y el real. En los films, generalmente la pareja pasa por un montón de obstáculos para al final estar juntos para siempre, cosa que en la realidad puede no suceder.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *